martes, 10 de abril de 2012

Discurso equivocado

Si el Atléti y el Madrid son encarnizados rivales es porque durante muchos años anduvieron compartiendo objetivos y el vecino era más una mosca cojonera a la que había que quitarse de encima que una chufla de pandereteros dispuestos a alegrar el día del rival. Hubo un tiempo en el que el Madrid ganaba copas de Europa y el Atleti le ganaba finales de copa del Rey en su propio estadio. Eso ya nadie lo recuerda, pero si los tiempos en lo que solamente el primer clasificado jugaba la Copa de Europa se hubiesen extrapolado hasta hoy, es posible que el Atleti le hubiese dado más de un dolor de cabeza a su vecino de enfrente.

Pero esos tiempos son pretérito perfecto simple. Los tiempos, las influencias de uno y la autodestrucción del otro terminaron por cambiar el panorama. Si la distancia era de dos palmos se convirtió en un metro, después, pasó a ser de un kilómetro y ahora hay años luz de distancia. No se puede recuperar toda la gloria en una sola temporada, pero sí se puede empezar de cero en un solo partido. No se trata de ganar por fastidiar, no, porque si pensamos en ello estaremos tirando por la borda todos nuestros sueños y seguiremos empequeñeciéndonos cada vez más y más.

La batalla del vecino es otra, una muy lejana a la nuestra. No les echemos todas las culpas a ellos y a sus afines porque nosotros tenemos lo nuestro. Hubo tiempo en el que ellos recalificaban ciudades deportivas y nosotros nos preguntábamos en la tele por qué éramos del Atleti ¿Cómo no iba a haber una distancia sideral? Los partidos se ganan porque se necesitan los puntos, porque se necesita recuperar el orgullo y porque siempre se le debe una alegría al aficionado. Pero no se ganan por la simple razón de joder al rival. Pensando así seguiremos equivocando el discurso y ellos se harán más grandes mientras nosotros nos iremos haciendo más pequeños.

1 comentario:

Todo Futbol dijo...

Hola, soy un blog de fútbol como tu... La verdad es que me gusta mucho tu blog y me preguntaba si podrías seguirme
Yo te estoy siguiendo, gracias :)